lunes, 15 de diciembre de 2014

Primeros días

Este blog busca ser mi diario de viaje. Acá iré contando mis impresiones, experiencias, anécdotas y reflexiones mientras estoy fuera de mi Buenos Aires querido.
Llegué a Tamarindo el miércoles 10 de diciembre por la tarde. Y desde ese día, todo es nuevo. Tamarindo me recibió muy bien, Apenas bajás del Aeropuerto Internacional de Liberia, la selva y el verde te invaden, Le pedí a Jessica, una de las compañeras de la buszzeta, como acá le dicen a la combi o transfer,  que me sacara una foto y así, tengo para hacer el famoso "antes y después". Igual, imagino que lo más importante que me lleve de acá no se verá reflejado en una foto. Los aprendizajes, cambios, aperturas mentales y las nuevas relaciones van por dentro y por ahora no creo que consiga una cámara que los registre. Los chicos que nos ayudaron a subir el equipaje ya nos recibieron con lo que después oiría en todo Costa Rica "con gusto", "pura vida" . Esas pequeñas palabras me sacaron el cansancio del viaje y el embole de la largas 5 horas de espera en Atlanta.  
El camino de Liberia a Tamarindo nos llevó una hora y apenas nos adentramos en el pueblo, se percibe la onda veraniega y vacacional de este increíble lugar. La gente vestida de shorts, remeras, gorros, anteojos de sol, ojotas y mucho pero mucho relax.   
La buzzeta trepó dos cuadras para llegar a Villa Verde II, mi nuevo lugar. Una pileta y varias palmeras me indicaban que iba a sentirme muy a gusto acá. El departamento es luminoso y amplio. Tiene dos pisos y mi balcón da al jardín. Feliz. 
Estos días mientras espero la llegada de mi amiga Pato aprovecho para ir conociendo el lugar, la gente y ver el panorama para okpress. Pero también me tomo el tiempo para descansar.
Como el sol sale a las 6  y se esconde a eso de las 7 PM estoy aprovechando para salir a trotar y caminar temprano, cuando el sol todavía no pega fuerte. Así que después de unos desayunos de papaya, mango, maracuyá, kiwi y banana, me calzo los cortos y salgo a recorrer, investigar y estar abierta a escuchar que todos es nuevo, desde los olores hasta los cantos de los pájaros. 
 Uno de mis aprendizajes y deseos para el 2015 es dejar la ansiedad atrás. Aprender a esperar. Saber que todo lleva un proceso. Esperar pacientemente que todo llega en el momento justo. Y como dije descansar, me voy un rato a la playa, Eso es todo por hoy, Nos vemos por acá. 

Foto en el aeropuerto para  el "antes".

Primera mañana desde el balcón de mi cuarto.
Tere

4 comentarios:

  1. Tere, me alegro mucho, muy lindo leerte! Espero que sea un tiempo de gracia y gran enriquecimiento para vos, y lo que tengan la suerte de cruzarse por tu camino. Buen adviento, tiempo de esperanza!!!!

    ResponderEliminar
  2. Ya lo habíamos dicho. En el pais de las calles sin nombre, llegaré a San José y pediré a alguien que me diga como hacer para llegar a donde esta Tere Okecki y me sabrán indicar. Amo tu facilidad para hacerte amigos, amiga!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Cada uno con sus habilidades. Yo tu facilidad para todo lo que tenga que ver con lo estético y manualidades. Besos.

      Eliminar