jueves, 25 de diciembre de 2014

Navidad Tropical

Navidad Tropical              


Calor. Bastante calor. Mucho calor. Las gotitas de sudor me caían por la cara y los brazos. Y yo metida en la cocina tratando de descifrar la diferencia entre “bake” y “broil” de mí no tan querida cocina eléctrica. Quince años de educación bilingüe y no puedo saber la diferencia entre esas dos palabritas. Mamá y papá: no lean esto, la inversión valió igual : ) Ahora que sé,  comparto con ustedes, mis lectores. Bake es cocinar, y broil, asar. Listo. Un tema menos. Bake. Separé las manzanas, la manteca, la harina y el azúcar y decidí innovar y sumar un nuevo ingrediente, granola. Ordené todo sobre la mesada tal como me enseñaron en mis clases y arranqué con lo que sería mi Apple Crumble para llevar a mi comida navideña.  ¿Los hornos eléctricos también se deben prender antes o sólo funciona con los hornos de gas? ¿Cómo sé la intensidad correcta para este postre? ¿Saldrá igual que en casa? Muchas preguntas. 

Desde que llegué acá, cada vez tengo más, ya las colecciono. Finalmente, precaliento el horno y la temperatura sube varios centígrados más. En este momento, digo, por qué no elegí otro destino un poco un poco más fresquitico. Mientras se cocina, huyo arriba, a mi cuarto, y prendo el aire acondicionado. “Bañada y planchada” como dice la linda de mi cuñada Pía, veo que entre la bolsa de mis accesorios están las flores que usé para el casorio de mi hermana Maggie. Las miro, me miran, las miro de nuevo y listo, terminan en mi cabeza. Y si, en Tamarindo sale navidad tropical. Ya lista con la torta en mano, busco a Maite, una de las españolas que tan generosa me invitó a su comida navideña. Después de una caminata llegamos y veo sobre la mesada de la cocina todos los platos: ensaladas con fideos, aceitunas y tomate cherry. También una “parmeggiana” que es la lasaña sin pasta. Las dueñas de casa habían preparado tradicionales tortillas de papá (¡obvio!) y unas croquetas de queso y champignones. Todo riquísimo. Home made but away from home.  Comimos y bebimos ron de caña con cola. 

Minutos pasadas las 12 encaramos para Pacífico a bailar y brindar por este nuevo nacimiento de Jesús. Pero en lugar de villancicos bailaba al son de la salsa yel merengue. Y un toque de reggaetón. Así cerramos una noche distinta, con calor, flores en la cabeza, amistades nuevas y a puro ritmo tropical, chico.

Feliz Navidad, mae.   
  
La casa es una de las más alejadas de Tamarindo y da a la playa. No salió Muza, la boxer que nos cuidó y acompañó. 

4 comentarios:

  1. Entonces, x lo que decis, ni un saquito me llevo, no?
    No veo la hora de estar alla. Tu blog y el whatsapp nos hacen sentir muuuuy cerca!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Traete uno por el aire acondicionado del avión pero no creo que le des mucho uso acá. Ojotas, sombrero, bikinis, pareo y anteojos de sol. Qué bueno que mi blog te genere eso. Yo estoy muy contenta con su visita. Besos.

      Eliminar
  2. Hola Moni, las fotos de mi apple crumble están en el instagram: http://instagram.com/teresaokecki. besos!!!

    ResponderEliminar